COMO SEGUIR SIENDO MUJER Y MADRE NO SUCUMBIR EN EL INTENTO

domingo, 14 de julio de 2013

CONVERSACIONES ANTES DE DORMIR

Niko tiene 2 años y medio y me tiene loca.
Cuando me toca dormirlo siempre acaba contándome alguna historia de su gran día. Y yo me parto, porque con su media lengua e intentando explicármelo todo no me entero de nada.
La mayoría de las veces me lo invento y muchas doy en el clavo.
Alba me enamora día tras día, con ella pocas conversaciones tengo ya que con  sus 11 meses sin cumplir sólo acierta a decir papá y mamá  pero ahora mismo con eso me basta.
De Niko me encantan sus expresiones inventadas, su lógica aplastante y lo mucho que se parece a mi en lo que se refiere a la imaginación. Se monta una película en un periquete, y lo mejor de todo es que lo que te esta contando lo esta haciendo convencido.
Habla dormido, se mueve como una lagartija y tiene mal despertar.
Alba aún no esta muy definida, pero seguro que algo en común con su hermano tendrá.


Me gusta hablar con él siempre, pero antes de acostarse tiene un encanto especial, son como confesiones. Se ríe a carcajadas cuando su hermana lo imita, y no puede irse a la cama sin un par de muñecos. Me encanta el momento que apoya su cabeza en la almohada y me toca la cara y me dice "te quiero mucho".
Podría vivir sin muchas cosas... Pero sin eso ya no.

Las conversaciones antes de dormir, son el aliento para mi día a día. La razón por la que cuando estoy de bajón, una sonrisa consigue brotarme de los labios. Son la sal de mi vida.






SI TE HA GUSTADO DAME UN +1

1 comentario:

Mª Jesus Vazquez dijo...

Así deberían de ser los niños: felices, sin que les compliquemos y estresemos con exigencias sociales

¡Feliz MM desde Cíclope Imagen y Cíclope a Mano!